Rendida a tus pies

Artículo publicado en suplemento dominical de El Ideal Gallego el 29 de Abril de 2018 por Natalia Alcayde

Rendida a tus pies

Objeto de deseo, obra de arte, el zapato es una señal de distinción. “La prueba real de la elegancia de una mujer es que hay en sus pies” (Chistian Dior). Esta temporada tienes todo un abanico de posibilidades, formas y colores, escoge lo más apropiado para cada ocasión.

  • Si te gustan los tacones pero no quieres renunciar a la comodidad y altura, te propongo un tacón ancho, llévalo en cuadrado, redondo o hazlos destacar con un color distinto al resto del zapato o sandalia.
  • Si quieres tacón fino, ideales los “Stiletto”. Abogo por la autonomía en el vestir, el único límite que no hay que traspasar es la vulgaridad, hay que saber bien escoger un “tacón sexy” y tienes que ser capaz de caminar y no parecer un pollo sin cabeza, no todos los tacones altos son elegantes (ni mucho menos) lo que hace sexys a unos zapatos es tu línea, y que nos permita andar con gracia, no la altura de tus tacones. Si los eliges en modo sandalia, cuanto más fina es la tira y más estrecho es el tacón, más estilosa.
  • -Sandalias planas cómodas las tienes desde las tiras muy finas y sencillas hasta con grandes adornos para contrastar.
  • Zapatos joya son palabras mayores… en este caso te aconsejo que rompas la hucha. Cuando se compra algo bello y caro, el precio se acaba olvidando pero la calidad siempre se aprecia. Las mujeres astutas han entendido que los accesorios son los que realzan las prendas o las destruyen, por eso los zapatos malos no perdonan.
  • Destalonados, en todas sus versiones, incluídas con pelo, ahora con puntera afilada versionando los modelos de los setenta, juega, elije, diviértete.

“Una mujer con buenos zapatos nunca es fea” (Cocó Chanel).

Esta temporada los tonos pastel, empolvados, con flores y estampados tropicales son los protagonistas, con grandes dosis de romanticismo, no pases desapercibida.

Foto Dani Vázquez

Ya no queremos un calzado idéntico al de nuestro vecino, sino uno que se le parezca, pero con un plus de originalidad. Ya no existe lo aristocrático y lo popular, el secreto de un buen calzado es encontrar el equilibrio entre la artesanía y un diseño moderno, con elegancia y colorido. Me aburre lo de “uno que de con todo”, busca los que den contigo. “Dale a una mujer los zapatos adecuados y conquistará el mundo” dijo Marilyn Monroe.

ICONO DE MODA

Sarah Jessica Parquer

Imposible no llamarla Carrie, quién no gritaría con ella mirando su vestidor, tremendamente estilosa, fashionista, considerada el mejor ejemplo de una mujer moderna en la gran ciudad, amante de los zapatos ha creado su firma SPJ by Sarah Jessica Parquer, su propio pop up en Nueva York y si tienes suerte, te la encontrarás atendiendo a sus clientas.

Rendida a su estilo, acaba de cumplir 53 años y se convirtió en influencer cuando todavía no se conocía ni el término. Fue su estilista en la serie, Patricia Feeld, quien realmente estuvo detrás de sus éxitos, por supuesto ella se dejó aconsejar y aprender demostrando su inteligencia. Aprendimos con ella a ponernos las faldas de tul con camisetas de algodón, flores en las solapas, camisas masculinas, zapatos con calcetines… Hay que tener estilo hasta para comprar el pan… dice.

Quiero decirte

La moda está en todas partes pero con los mismos productos, es una lástima, cada uno debe apropiarse de su prenda clave, la mía son los zapatos y bolsos, cuando me visto siempre empiezo por ellos e improviso según me siento. Luego el resto de complementos ya que compiten en el desfile de la elegancia y armonizan con tu atuendo y personalidad. Algunas mujeres descubren su estilo ya de jóvenes (las más afortunadas) este no ha sido mi caso ya que he aprendido a lo largo del camino a base de cometer errores (mejor dicho “terrorismos estéticos” de llorar de risa o de pena), otras no aprenden jamás. No es un problema de edad ni dinero, es de interés, de ganas, de esfuerzo… de amor propio. Juega con lo clásico, lo llamativo, sigue las tendencias pero adaptalas a ti. A veces me dicen “sólo tu puedes llevar eso”, yo no lo creo… Tú también puedes.

signature

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.